Martes, 24 de enero de 2006
Imagen


Por Lane Wallace

Lane tuvo la oportunidad de compartir un vuelo pilotado por Harrison Ford y nos cuenta la experiencia.

?C?mo comienza tu pr?ximo viaje?

Miro la p?gina marcada en mi gu?a Fly Idaho. "Orogrande" contesto, "Elevaci?n 4405. Pista uno o uno-nueve, 2900 pies de largo". Las notas dicen "Tres nuevos ?rboles a los lados de la anchura usable del l?mite de la pista a 50 pies".

Echo un vistazo por la ventana y veo el largo del ala amarilla que ya se extiende en el aire de las monta?as de Idaho.

"Cu?l es el alcance?" pregunto, pero Harrison se mantiene mirando fijo hacia adelante sin sacar los ojos de encima de los dos Huskies que seguimos. "Cincuenta pies," me contesta luego.

"?Preocupado?" le pregunto, aunque es dif?cil de decir con ?l. Se encoge y me dice "Bastante cerca".

"Mejor chequear esto en el manual. El militar." Entonces busca detr?s de su asiento con una mano, lo saca de una caja de vuelo y lo deja a mi alcance. "Est? aqu? dentro, en alguna parte."

Abro el manual de operaciones militares para el De Havilland DH-2 "Beaver" y con torpeza busco a trav?s de la primera secci?n en un intento por encontrar r?pido la p?gina correcta. La franja est? justo delante nuestro, y los Huskies est?n en el patr?n. Ah, aqu? est?! es un diagrama con dimensiones.

"Alcance... 48 pies," Informo. Mientras miramos abajo la franja estrecha de hierba e intercambiamos un breve vistazo. "LLama t?" digo cautelosomente. Harrison llama al Husky l?der, que est? saliendose de ruta.

"Uh, Beaver Uno, ?ste es Beaver tres. ?Esta es estrictamente la ruta que figura en el libro?"

"Bastante parecida" reporta alguien llamado Spike.

Harrison sacude la cabeza, decisi?n tomada. "Roger. Beaver Tres va a permanecer alto. No creo que necesitemos estar volando en una franja de 50 pies con un alcance de 48 pies."

Respiro aliviada. No podr?a estar m?s de acuerdo con ?l. ?ste es mi primer d?a en este safari de vuelo, pero est? claro para m? que no es un lugar para egos o h?roes. El yermo de las monta?as de Idaho es un lugar de maravillas incre?bles, con valles escarpados, laderas coloridas, canales de aguas cristalinas y vistas de ca?ones rocosos. Pero las consecuencias de los errores o los apuros podr?an ser tan impresionantes como el paisaje que este vuelo permite contemplar.

Imagen


Estos safari son la invenci?n informal de dos pilotos llamados Rich Sugden y Roland Turney. Hace seis a?os, Turney, que ten?a mucha experiencia en vuelos por Idaho junto a Sugden y un par de amigos hicieron un vuelo de cuatro d?as. Fue tan genial la experiencia que la han convertido en un evento anual, cada vez con m?s aviones amigos que se unen a la traves?a.

Los exploradores que segu?an la ruta del Salmon River encontraron el terreno a lo largo del r?o demasiado escarpado y dif?cil de permitir el vuelo, por lo tanto lo llamaron el "r?o sin retorno". Sinceramente hay pocas pistas de aterrizaje en el itinerario, incluyendo alg?n intermedio en el mundo del esqu? de monta?a.

Acampamos en un bosque hist?rico llamado Moose Creek, que est? a 2.454 pies sobre el nivel del mar, ?sta es la elevaci?n m?s baja que exploraremos. Por todos lados adonde uno mira hay cuestas de monta?as y bosques de pinos.

El safari se divide en diversos grupos para que no haya demasiados aviones ocupando el mismo espacio aereo o sitios de aterrizaje. Nuestro peque?o grupo consiste de Harrison Ford en su De Havilland Beaver, el piloto jefe de Harrison, Terry Bender en el Husky de Ford, una pareja llamados Hap y Cecilia Perry en otro Husky, y el fornido ranchero Blake Chapman, de Wilson, Wyoming que, si uno cree en sus cuentos, ha estrellado al parecer m?s aeroplanos que lunas de J?piter. A?os atr?s, este granjero fue enga?ado por un grupo de trasnochadores, incluyendo a Harrison Ford, que decidieron acosar a Blake con aullidos de lobo fuera de su caba?a. La broma dur? hasta que el grupo oy? el ruido distintivo de un cargador de escopeta dentro de la caba?a.

Imagen


El "Vuelo del Beaver (Castor)" como lo llamamos, est? completado por un instructor de vuelo, llamado Spike Minczeski, y yo, somos un grupo realmente colorido. Puesto que Spike y yo no tenemos nuestros propios aviones aqu?, alternamos el vuelo con Harrison o Terry Bender que aprendi? a volar despu?s de volver de Vietnam.

Terry, alternadamente, ense?? a Harrison Ford a volar, y ambos son pilotos extremadamente buenos. Harrison, de hecho, es uno de los pilotos m?s enfocados y m?s serios que he conocido. Y como algunos de los personajes que interpret?, no tiende a sufrir tonter?as, conversaciones superfluas, o errores de un copiloto alegre. Asi que si usted va a volar con Harrison Ford, usted estar?a mejor en su juego.

En una parada, cuando chequeamos las pistas de aterrizaje que planeamos visitar, Blake mir? una foto en la gu?a y dijo "Creo que permanecer? alto en aquella." Harrison, que estaba con la gu?a, frunci? el ce?o. "Ahora, ?qu? es exactamente lo que no te gusta de esta, Blake?" le pregunt?. "No es tan alta, es bastante abierta, en una ladera de una colina, con buenos acercamientos."

Blake mir? a Harrison con una mirada que habr?a detenido al mism?simo Indiana Jones. "Yo dije, que yo creo que permanecer? alto en aquella" la repetici?n de Blake fue lenta, con voz grave, la voz cansina de un ranchero. En el o?do de nuestra mente colectiva, todos o?mos el ruido de la escopeta. Harrison mir? de nuevo el libro, y ri?ndose entre dientes sacud?o la cabeza en se?al de rendici?n. "Y yo creo que no te lo preguntar? dos veces," le respondi? y todos comenzamos a reir.

La ?nica queja sobre nuestros recorridos, es que no pudimos estar suficiente tiempo en cada uno de los lugares espectaculares que aterrizamos. Aterrizamos, y despegamos otra vez, para poder visitar el m?ximo n?meros de lugares pero en tiempo m?nimo.

Imagen


Cuando estuve volando en el Beaver de Harrison Ford, no puede reconciliar al piloto volando conmigo y la mega-estrella que he visto en las pel?culas. En parte, pienso que es porque la aureola de la fama requiere una peque?a distancia. Pero tambi?n pienso que tiene algo que ver el gran efecto de nivelaci?n de la aviaci?n. No importa qu? roles podamos tener en nuestras vidas... no estamos siendo esas personas cuando volamos. Y todo el status y el dinero del mundo no puede ayudarnos cuando tenemos un problema en el aire. Entonces todos esos atav?os de la sociedad y de la fama tienden a transformarse en detalles irrelevantes.

En determinado momento, hice un esfuerzo por tratar de sacar al h?roe de las pel?culas del individuo que estaba sentado a mi lado. "Okay, Lane, imag?nate que eres Chewbacca," me dijo. Mentalmente no pude evitar imaginarme que estaba en el Halc?n Milenario, escap?ndome de la ciudad en las nubes. Tuve la imagen firmemente en mi mente, despu?s miro a la izquierda y plaf!. All? estaba ?l! Con algunos a?os m?s, quiz?s, pero Oh Mi Dios!. Yo realmente estaba volando con Han Solo, Indiana Jones, HARRISON FORD. Wow!

La imagen dur? cerca de 12 segundos. Entonces Harrison gesticul? se?alando delante de nosotros. "?Cu?nta altitud necesitamos exactamente para llegar al final de ese valle?" pregunt?. ?Poof! Vuelvo inmediatamente al Harrison piloto, en las monta?as de Idaho, con trabajo por hacer. Pero me gust? el hecho de que, luego de volar y acampar con ?l, me ha costado mucho verlo como estrella de cine.
Publicado por maf.1 @ 18:10  | Noticias varias
 | Enviar