Viernes, 27 de octubre de 2006
Image and video hosting by TinyPic


A continuación indagaremos cual puede ser el título más adaptado de la saga, visto desde una perspectiva cultural y literaria. Pero teniendo en cuenta el estado actual de las cosas y que Star Wars es una epopeya cinematográfica única, y que su único título es el que anotó George Lucas para dar forma escrita a sus fantasías y eso perteneció originalmente a la primera película: Star Wars (La Guerra de las Galaxias). Nada más y nada menos. El recurso del concepto "episodio" a partir de la primera reedición del primer film, en 1978, confirma esta idea, como es de público conocimiento, esto lo testimonia el hecho de que toda la saga de los Skywalker se llama "Star Wars" y que los títulos de sus partes o "libros" conservan su comparación a un poema épico, bajo este supuesto los considerados "episodios" no son otra cosa que subtítulos o títulos de un capítulo.

Un rápido análisis de los títulos de los seis "episodios" de Star Wars nos revela una serie de coincidencias y simetrías, mucho más en el plano formal que semántico.




Veamos las correspondencias formales entre los títulos de los episodios que ocupan el primer lugar en las dos trilogías: The Phantom Menace - A New Hope: ambos episodios de las dos trilogías se caracterizan por tener solamente tres palabras. El contorno, por otra parte, es idéntico con un artículo, un adjetivo y sustantivo.

Correspondencias semánticas: la copia amenaza/esperanza es más que obvia. Las precuelas comienzan con la grandilocuencia de una "amenaza" que alarga su sombra oscura en la galaxia: es la sombra de los Sith, promesa de desventura. La trilogía clásica, por su parte comienza en la hora más desesperada, que sin embargo trae una "esperanza", promesa de redención y rescate.

La amenaza en Episodio I es oculta (aquí el significado de "fantasma" se refiere a que nadie sabe que el Senador Palpatine se transformará en Canciller y que en realidad es Darth Sidious), mientras que la esperanza de Episodio IV es "nueva", esto se hace evidente en la salida de los soles (Luke Skywalker detruirá la Estrella de la Muerte y redescubrirá los poderes de La Fuerza), en este sentido se opone al otro título: de una amenaza pasamos a una nueva esperanza, esto es obvio, es algo que da valor.

Correspondencias formales detrás del títulos del "segundo episodio": The Empire strikes back - Attack of the Clones: también coinciden en la cantidad de palabras: 4. El título de TESB sin embargo posee una excepción con respecto a los títulos, ya que hace uso de un verbo en tercera persona singular.

Correspondencias semánticas:
Son más evidentes que las formales. A excepción de los primeros episodios de las dos trilogías, donde el título expresa conceptos totalmente enfrentados (amenaza--esperanza), aquí ambos títulos expresan substancialmente el mismo concepto: alguien (contra)ataca. Cambia el sujeto (Clones/Imperio) pero siempre es el mismo bosquejo de acción: atacar/golpear. Y si tenemos en cuenta que los clones se transformarán en soldados imperiales, la coincidencia de identidad es total, solamente cambia la perspectiva, desde el momento que los clones en Ep II representan a la República (los buenos) mientras que en TESB encarnan las fuerzas del mal, en cierto modo pasan a ser lo opuesto, igual que Anakin Skywalker. A primera vista el nivel gráfico del primer logo de AOTC asocia intencionalmente al de TESB, con las letras escritas dentro de un paralelograma que rompe la rigidez y sugiere dinamismo.

Correspondencias formales detrás del título del "tercer episodio": Revenge of the Sith - Return of the Jedi: Lo mismo de antes ambos están compuestos por 4 palabras, incluso mantienen idéntica estructura.

Image and video hosting by TinyPic


Correspondencias semánticas: Se repite la paridad vista en las formales. De hecho ROTS, podemos decir que en cierta forma hereda el título original de ROTJ, "Revenge of the Jed", cambiado antes del estreno por "Return" porque conceptualmente no es propio de los buenos (los Jedi repudian la idea de "venganza", primero esta Luke Skywalker, y el resto del concepto de "retorno" entra en sintonía con el rescate de Anakin). En el 2004, la búsqueda de un título para el último episodio de la saga -episodio clave- y último de las precuelas, Lucas se ha remitido al tercero de las películas originales y de allí la idea de remontar este título desechado. Aquí por lo tanto vuelve el concepto de "venganza" pero esta vez asociado al bando correcto, los malos (los Sith) que finalmente hacen acto de presencia en un título de la saga. El logo es también un juego autoreferencial, del esquema usado veinte años atrás con característico rojo fuerte y dentro de un rectángulo.

Esta copia de títulos resulta ligada de manera absolutamente evidente e indisoluble, con casi la misma estructura, el mismo sonido (en inglés "revenge"/ "return") y con sentido gráfico uniforme.

Otra cosa importante con respecto a los títulos es que en las precuelas el primero y el tercero tienen sentido negativo y amenazante ("amenaza" y "venganza sith"), con un título en el medio con valor digamos positivo porque los clones representan a los buenos, a la fuerza de la República. Las precuelas empiezan y terminan con el sello del mal, solamente concediéndonos una pausa relativa en el episodio central, aunque el elemento es totalmente ilusorio: todos sabemos en qué se transformarán los clones. Los títulos negativos de los episodios I y III corresponden a finales dramáticos: el festejo de Ep I, después de la victoria de Naboo, es en realidad el evento más terrible de todos, la elección de Darth Sidious como Canciller Supremo; mientras que el final de Ep III 3 ni siquiera hace falta comentarlo. El final de Ep II, sólo agrega dramatismo, porque no obstante la victoria de Geonosis, la Guerra de los Clones ha comenzado; sin embargo hay una gran nota positiva, la boda secreta de Anakin y Amidala, que permitirá posteriormente el nacimiento de Luke y Leia, a través de los cuales Anakin podrá redimirse. En la tragedia de las precuelas, es el único final vagamente positivo y real y no ilusorio como el de Ep I.

Por otra parte en la Trilogía Clásica el primer y el tercer título tienen valor positivo ("esperanza" y "retorno jedi"), con un capítulo central negativo ("Impero"). Esta Trilogía comienza y termina con el sello del lado luminoso, sólo TESB tiene un final dramático e incierto, los otros dos terminan con grandes festejos (victorias de Yavin y Endor, dos finales limpiamente positivos), configurando un esquema contrapuesto a las Precuelas:
mal / bien / mal
bien / mal / bien

Como última curiosidad podemos ver que ambas trilogías coinciden también con las primeras letras de sus títulos, quizás a modo de clave quien sabe? T A R - A T R

Basado en un artículo original de Davide G. Canavero
Publicado por maf.1 @ 1:31  | La saga
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios