Jueves, 01 de noviembre de 2012

El director de cine y creador de la saga Star Wars, se ha comprometido a donar gran parte de lo que recaude por la venta del paquete del 100% de Lucasfilm.
 
"Estoy completamente seguro de que Disney tendrá buen cuidado de la franquicia que he construido. Al mismo tiempo, para mí lo veo como que estoy invirtiendo en Disney, porque ese es mi fondo de retiro".  afirma Lucas.
 
No obstante el director, de 68 años de edad, tiene poco de qué preocuparse ya que en septiembre de 2012, Forbes estimó el patrimonio neto del cineasta en 3.300 millones. El acuerdo con Disney aumentará esa cantidad significativamente, ya que Lucas es dueño de la totalidad de Lucasfilm. Pero hoy mismo un portavoz de Lucasfilm le ha reiterado a The Hollywood Reporter que la mayor parte del precio de venta se destinará a la filantropía educativa.
 
La venta estaría concretada a fin de año, por un valor aproximado de 4.050 millones de dólares. Y puesto que Lucas es el único propietario de su productora - que tiene poca o ninguna deuda - todo ese dinero irá a su nombre. Una vez cumplida la venta, Lucas planea poner rápidamente la mayor parte del dinero en una fundación que se centrará principalmente en temas de educación.
 
"George Lucas ha expresado su intención, en caso de que el acuerdo se cierre, de donar la mayor parte de las ganancias a sus esfuerzos filantrópicos." aclara el portavoz.
 
Todavía no queda claro qué fundación recibirá los beneficios, pero Lucas es actualmente el presidente de Edutopia, que forma parte de la George Lucas Educational Foundation, asi que podría poner el dinero en esa misma o crear una nueva.
 
Ya anteriormente la fundación fue el vehículo que Lucas utilizó para hacer una donación de 175 millones a su alma mater la USC en 2006. También ha dado a muchas otras causas en los últimos años, incluyendo la Fundación de Cine, Stand Up To Cancer y la Make-A-Wish Foundation.
 
"Durante 41 años, la mayor parte de mi tiempo y dinero se ha puesto en la empresa," declaró Lucas en el comunicado de ayer. "Al comenzar un nuevo capítulo en mi vida, es gratificante saber que tengo la oportunidad de dedicar más tiempo y recursos a la filantropía."
 
El portavoz terminó señalando que este anuncio continúa el compromiso que Lucas asumió en 2010 por El Compromiso de Dar, donde afirmó:
 
Dedicaré la mayor parte de mi riqueza para mejorar la educación.
 
Los narradores somos profesores y comunicadores que hablamos un lenguaje universal. Ese fue el papel principal de Homero y Platón, Aristóteles utiliza narraciones y diálogos como forma de educar. La buena narración se basa en verdades y conocimientos, y un buen narrador es en definitiva, un maestro, usando las artes como un medio para hacer una educación emocionalmente significativa. Estos son todos los instrumentos de que dispone nuestro sistema educativo, pero con demasiada frecuencia no estamos haciendo uso de ellos.
 
Cuando estaba en la escuela secundaria, sentía como si estuviera en el vacío, esperando que pase el tiempo. Tenía curiosidad, pero estaba aburrido. No era un ambiente propicio para el aprendizaje. Tuve la suerte de haber encontrado mi camino y mi lenguaje.
 
Casi que da miedo el pensar en nuestro sistema educativo como poco más que una cadena de montaje que fabrica  diplomas como único objetivo. Una vez que tuve los medios para lograr un cambio en este campo, se convirtió en mi pasión, promover el envejecimiento pro-activo, la formación permanente. Creo en la escuela artesanal de aprendizaje, a través de aprendizajes y preguntas aristotélicas y de discusión.
 
Este nivel de compromiso se remonta al comienzo de la vida humana, pero aún así es la mejor manera de hacer las cosas. Tiene que haber normas universales - especialmente en la educación - y aunque parece difícil de manejar, existe la voluntad de los educadores para compartir sus mejores prácticas.
 
En última instancia, es por eso que he creado Edutopia y la George Lucas Educational Foundation.
 
El enfoque de GLEF ha sido compartir las innovaciones educativas - aprendizaje cooperativo y de proyectos, tutorías, participación de los padres y avances tecnológicos. Todo esto viene directamente de los maestros que están poniendo en práctica estos métodos. Nosotros sólo somos los facilitadores. Nuestro objetivo ha sido mostrar éxitos audaces e inspirar a otros para aumentar aún más el apetito por la educación. Nuestra esperanza es que los gobernantes, maestros y padres de familia vean el poder de estos esfuerzos colectivos y se unan a la lucha por reformas más amplias en educación.
 
Pero la reforma es sólo el comienzo. Tenemos que construir nuevos cimientos, fomentar el pensamiento independiente y el deseo de seguir aprendiendo.
 
Nuestros estudiantes tienen que salir con más capacidad de supervivencia y algo más que lo que se requiere para completar el programa de estudios. Tenemos que promover el pensamiento crítico y la inteligencia emocional. Tenemos que centrarnos en la creación de un sistema educativo que promueva diferentes tipos de aprendizaje, diferentes tipos de desarrollo, y diferentes tipos de evaluación.
 
Tenemos la oportunidad y la obligación de preparar a nuestros hijos para el mundo real, para tratar con los demás en ambientes prácticos, basados en proyectos. Se trata de trabajar juntos y desarrollar el carácter, la empatía compasiva, y la sociedad civil como un medio para un fin mayor.
 
Así como la tecnología cambia, también lo hacen los estudiantes. Así debería ser en las aulas y en nuestros métodos de enseñanza. En unos pocos años, la conectividad habrá pasado de ser una novedad tecnológica a una necesidad diaria. Es cómo nuestra cultura se comunica, y nuestros hijos están en la vanguardia de su uso. Entender estas herramientas - y cómo integrarlos en el proceso del aprendizaje - es un paso integral en la definición de nuestro futuro.
 
Mi compromiso es con el proceso, mientras tenga los recursos a mi disposición, voy a tratar de elevar el listón para las futuras generaciones de estudiantes de todas las edades. Por eso dedico la mayoría de mi riqueza para mejorar la educación. Esta es la clave para la supervivencia de la raza humana. Tenemos que planificar nuestro futuro colectivo - y el primer paso comienza con las herramientas sociales, emocionales e intelectuales que proporcionamos a nuestros hijos.
 
Como seres humanos, nuestra mayor herramienta para la supervivencia es nuestra capacidad de pensar y adaptarse, como educadores, narradores y comunicadores.  Nuestra responsabilidad es seguir haciéndolo.
 
George Lucas

Publicado por maf.1 @ 21:44  | Noticias varias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios